Cuidados de beneficios con la oficina de impuestos

Cada contribuyente que vende productos a personas físicas es responsable de registrar el volumen de negocios utilizando una caja registradora. Es una estrategia que permite aplicar los acuerdos adecuados con las autoridades fiscales. Esto se aplica a la ley & nbsp; ley y es valioso.

¿Qué pasa con el fracaso de una caja registradora fiscal?

Vale la pena estar equipado con el llamado efectivo de reserva en tales circunstancias. Su gestión no es un requisito legal, por lo que en la tienda de cada inversor se debe pensar en una solución de este tipo con mucha antelación. Se cumple perfectamente en diversas situaciones de emergencia que requieren una reparación adecuada del equipo. De hecho, la Ley del IVA estipula claramente que, en el éxito de la falta de la posibilidad de crear un registro de facturación por medio de un cajero de reserva, el contribuyente debe dejar de vender. El fondo de reserva puede proteger contra paros innecesarios e impredecibles en el art. Vale la pena recordar que la disposición de los bienes del fondo de reserva debe informarse a la oficina de impuestos, informar sobre la falla de los muebles y ofrecer información sobre la comida de reemplazo.

Desafortunadamente, como ya sucedió, la falta de una caja registradora, en el mostrador de caja de reserva actual, se asocia con la necesidad de dejar de vender. No es posible finalizar la venta, y dicha implementación es ilegal y puede tener consecuencias en el papel de las grandes cargas financieras. No volver sobre la calidad, en la que el hombre le pedirá el recibo que se le debe.

Por lo tanto, es necesario informar sobre la falla del servicio de reparación del reparador y las impresoras fiscales postales, pero también a las autoridades fiscales sobre el agujero en la operación de los registros de tráfico durante el período de reparación del dispositivo y, por supuesto, a los clientes con una interrupción en la venta.

Solo en el éxito de las ventas en línea, el empresario no tiene que interrumpir su trabajo, pero requiere que se cumplan varias condiciones: los registros que se deben mantener deben considerarse claramente para qué bienes se consideró el pago; El pago debe hacerse en línea o por correo. En esta forma, el vendedor - contribuyente, tendrá el privilegio hasta el último para insertar una factura con IVA.