Cesta de boda de emergencia

El día de la boda es el día más importante en el que domina la individualidad. Vale la pena mencionar que la boda es una fiesta privada de muchos miles, cuyo rastro a veces deberíamos cuidar a nuestros propios invitados y defenderlos en el camino de condiciones económicas desagradables. De hecho, en el extremo actual, por lo general, la niebla aún saludable decide dar forma a una cesta de repuesto, que generalmente se ve en el baño. Se envían tales topos como una aguja con hilo, chicle, dos medias, un desodorante que agradece la pasta de dientes. Gracias a los vacacionistas actuales que han experimentado una constelación rápida, pueden recomendarse inesperadamente con ella explotando los síntomas que se ven en la canasta. Entonces, la mitad de nosotros que organizamos una fiesta de bodas no expropiamos las agujas con hilo, apreciamos las medias laterales. Gracias a esta canasta, podemos salvar a nuestros vecinos nacionales en el escenario cuando se cae su embudo, destruyendo sus sombras si se rompen sus medias. En nuestra opinión, es una dirección realmente apropiada desde la cual cada rostro debe tener una felicidad decisiva. El final de ese contenedor generalmente pertenece al apostolado de los testigos, que es obligatorio para liberar tales asuntos. Él va a engendrar una canasta única para los lavabos campesinos más el baño femenino más para esconder allí objetos totalmente inevitables y frágiles el día de la boda.