Caja registradora desde 2018

Es nuestra obligación legal, y no solo polaca, completar todos los contratos de una caja registradora. Cada transacción, incluso la más pequeña, debe adquirirse por el monto fiscal, ya que requiere el pago del IVA.

Cuando compramos una caja registradora para nuestra tienda, esta compra está sujeta a un servicio especial, que tiene la intención de utilizar los asuntos de nuestra caja registradora. Las cajas registradoras en Cracovia son una ocupación en la que puede comprar cualquier dispositivo fiscal más adecuado para un campo específico. & nbsp; Son los empleados de dicha & nbsp; tienda y & nbsp; servicios los que son adecuados para cambiar el monto del IVA programado en la caja registradora, cuando las disposiciones pertinentes de acuerdo con las cuales cambia el monto del impuesto. Solo el servicio autorizado también puede realizar reparaciones en la caja registradora.

La caja registradora es solo un equipo ordinario que puede dañarse, por lo que cualquier persona que realice una actividad comercial o de servicio y sea una caja registradora debe poder ejecutar la caja registradora dañada. Una caja registradora dañada, por supuesto, debe repararse, sin ninguna razón, cuál es la última razón del daño, así como la forma en que este daño afecta la existencia de la tienda. Probablemente sea una prueba de que la impresora está defectuosa, de modo que solo se coloque un fragmento del texto en el recibo. Sin embargo, un recibo incompleto que ya constituye una excusa para que la oficina de impuestos emita un mandato para la compañía que lo emitió.

Por lo tanto, tan pronto como observemos daños en la caja registradora, no debemos repararla con una mano natural. El efectivo dañado debe excluirse temporalmente de la producción de la tienda, y poseerlo desde otra caja registradora activa, y en caso de no tener éxito, cierre la tienda hasta que se repare el dispositivo. Debido al hecho de que una falla en la caja registradora puede dificultar el funcionamiento de toda la tienda, los servicios de pago son extremadamente fáciles y tratan de eliminar las fallas de manera regular o lo antes posible. Por lo tanto, después de encontrar cualquier irregularidad en la creación de la caja registradora, no debemos intentar repararla con otra mano; debe llamar al servicio y contactar a la llegada del técnico de servicio, o llevar el efectivo a la sala de servicio, por supuesto, después de apagarlo, también asegurarlo. Deberíamos llevar a cabo dichos procedimientos con la mayor facilidad posible, para que la decisión pueda rectificarse rápidamente y que puedan tener la función de una caja registradora.